#CalleJugando

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO

La Orden de 17 de marzo de 2015 por la que se regula el currículo de la Educación Primaria en Andalucía, en la introducción del área de Educación Física dice textualmente: “El área de Educación Física debe hacer que cada plaza, cada barrio y en definitiva, cada rincón de Andalucía, sea una extensión de las actividades realizadas en los patios de la escuelas, para que en ellos se juegue a lo que se juega en los colegios”

Por su parte, el pedagogo Francesco Tonucci Frato (Fano, Italia, 1941) propone la participación activa de los niños en la gestión de las ciudades. Habla, sin titubeos, de consejos de niños que trasladen sus opiniones a los alcaldes, que “son quienes tienen el poder de hacer”. Asimismo, afirma que “si vamos a cualquier ciudad europea, no encontraremos ni un niño que se esté moviendo solo por la calle fuera del horario escolar” para justificar el excesivo control que los padres ejercen sobre ellos porque las urbes “son inseguras” o no aptas para menores. Ambas afirmaciones son perfectamente aplicables a nuestra ciudad, Córdoba, y a nuestro barrio, La Fuensanta.

Otras de las afirmaciones de este pedagogo son: “Si no pueden salir de casa solos para ir a la escuela, tampoco pueden jugar en la calle”, ha dicho. “Los años primeros de la vida de un hombre o una mujer son fundamentales en su desarrollo; las cosas importantes, cuando se ponen los cimientos, suceden antes de la edad escolar”. “Necesitan coger una porquería del suelo y ponérsela en el bolsillo, pisar un charco, pararse ante un escaparate,… perder el tiempo”.

Durante este verano la lectura de la obra de Tonucci, La ciudad de los niños, me ha hecho reflexionar acerca de las afirmaciones que antes exponíamos y qué papel podemos ejercer los profesores y maestros de Educación Física. Y de esta reflexión nace el proyecto #CalleJugando.

Con este proyecto pretendemos, por una parte, que las calles del barrio se vuelvan a llenar de niños jugando, pero también que estos niños conozca y jueguen a aquellos juegos que se han perdido, en los que se utilizaban canicas, chapas, peonzas o herraduras, siendo sustituidos por dispositivos electrónicos y videojuegos.

Por otra parte, resulta fundamental que los niños aprendan a jugar y respetar normas y compañeros de juego, algo que no siempre ocurre por la excesiva influencia del deporte de alto rendimiento y de la temprana iniciación deportiva a la que muchos se ven sometidos. Discusiones, protestas, trampas… son demasiado frecuentes entre nuestros niños en la actualidad.

Desde la implantación de la LOGSE, los niños se incorporan a los institutos a los 12 años en lugar de a los 14, hecho que está provocando en muchos padres un cierto rechazo a que sus hijos se incorporen tan pronto a un centro de “mayores” (si además contamos con los alumnos de los ciclos formativos, esa percepción es aún mayor).

Esto está provocando que muchas familias prefieran llevar a sus hijos a colegios concertados, donde permanecen en el mismo centro desde los 3 hasta los 18 años, y en algunos casos desde casi el nacimiento, puesto que cuentan con guarderías integradas en sus centros.

Desde mi punto de vista esto es un error, ya que se sobreprotege en demasía a los chicos, siendo mucho más enriquecedor que cambien de centro para que vayan madurando. Pero no es menos cierto que este cambio de etapa no debe ser tan drástico.

Por ello, la idea en la que se sustenta este proyecto es realizar múltiples actividades conjuntas entre centros de primaria y secundaria a lo largo del curso: Halloween, visitas culturales conjuntas, teatro, cuentacuentos, jornada del juego en la calle, Gala #AcrosportSolidario, jornadas de convivencia, etc.

Sobre esta idea #CalleJugando busca que los niños de los colegios Lucano, Alcalde Jiménez Ruiz y Algafequi y del IES Galileo Galilei, un grupo de 1º de ESO del IES Fuensanta y TAFAD del IES López Neyra jueguen juntos en las calles del barrio. Los alumnos de cursos superiores asumirán la responsabilidad de diseñar, organizar y llevar a la práctica diferentes juegos y los de los cursos de 1º y 2º de ESO y niños de primaria disfrutarán jugando con sus compañeros mayores.

Pues bien, llegó el 20 de diciembre y todo esto ocurrió…

Anuncios